Blog Home Marruecos Travel

Marrakech I

Nos trasladamos a Marrakech.

En viaje increíble!

En todos los sentidos una escapada a Marrakech será una maravilla y una expericiencia muy enriquecedora. Además, de encontrarse cerca de casa, es un sitio al que podemos viajar en cualquier momento y siempre tendremos buen tiempo lo cual a la hora de viajar juega un factor clave.

Suele pensarse que es un destino turístico de dudosa seguridad, sin embargo creedme cuando os digo que ¡No va a pasaros absolutamente nada allí! eso sí, id siendo conscientes de que viajáis a una cultura distinta con costumbres muy distintas para absolutamente todo, por lo que dentro de la seguridad de la que os hablo también tenéis que ser prudentes y respetuosos.

Os pongo un ejemplo con el que vais a entenderlo mucho mejor. A pesar de ser una ciudad segura en Marrakech tienen como costumbre conducir por casi todas las calles. Si no caben los coches, caben las motos, por todas las partes puedes verte sorprendido por una moto si vas por mitad de la calle. A veces, también se caen de las motos y aunque ellos están acostumbradísimos y facilmente se levantan lo cierto es que la mayoría no estamos preparados para que se nos caiga una moto encima por lo que os recomiendo que esta sea una de las cosas a las que prestéis más atención.

Es un destino barato, los vuelos si se cogen con tiempo no superan los 60 euros. La mejor opción para las noches es alojarse en un riad dentro de la Medina, podéis encontrarlos desde 30euros. La vida una vez allí es muy barata.

¡Hablemos de comida! Los platos más típicos son el cous cous, ensaladas variadas, tajin de kefta (sin duda mi plato favorito) y las ``pastillas´´ que son bollos de hojaldre rellenos de carne y frutos secos.

El baklava son unos pastelitos de almendras y/o pistacho que están increíbles y en España se venden a precio bastante caro.

Como estuvimos en Marrakech muchos días fui a cenar a sitios muy variados. En Marrakech se puede cenar desde 2 euros en unas barbacoas que las que hacen pinchos de Kefta que te ponen con pan y un salteado de tomate y cebolla. Estos sitios están un poco alejados del centro y me recomendaron no ir pero fui varias noches y no pasó nada. El ambiente allí es muy real y enriquecedor.

En esa misma plaza se encuentra Cafe Snack Rhaba Kedima otra terraza muy agradable en la que poder comer bien y barato.

Otros días fuimos a comer a Dar Cherifa, uno de los edificios más antiguos de Marrakech. De visita obligatoria ya que además de ser precioso se come de maravilla.

Café des épices, es también el nombre de la plaza en la que esta situada el restaurante. Una terraza perfecta para una comida rápida y con buenas vistas.

Los desayunos siempre los hacíamos en el Riad en el que estábamos alojados y sin duda fueron los mejores desayunos que he tenido nunca.  El trato recibido en los riads fue impecable, es algo que ya he recalcado en repetidas ocasiones pero la hospitalidad fue algo que me llamo muchísimo la atención de la gente de Marrakech.

 

Riad Abracadabra.

Fue el primer contacto que tuvimos con la ciudad y no pudo ser mejor. Al desconocer por completo el país y la zona es importante que te guíen, asesoren y cuiden si tienes cualquier problema y de esto ellos entienden mucho.

El Riad se encuentra situado en pleno centro de Marrakech, lo cual facilita mucho cualquier visita y salida ya que se puede ir a pie a todos los sitios que se debieran visitar de al rededor  sin necesidad de coger taxis (que supone un jaleo interesante ya que te cobran dependiendo de la cara que tengas)

Como comentaba anteriormente, los desayunos espectaculares y además contábamos con clases de Yoga por las mañanas lo cual resultaba relajante (aunque solo fuera para mirar xD).

 

Riad Clementine.

Fue el segundo Riad en el que estuvimos. Volvimos a flipar. Un riad precioso y un trato espectacular. Sin duda volvería ahora mismo para quedarme mucho tiempo.

Los dueños son muy amables y simpáticos. Aunque Marrakech es una ciudad en la que para hacer el calor que hace las piscinas están bastante frías y es este otro punto en el que el Riad nos llamó conquistó ya que la piscina era climatizada.

y sí, como el 80% de las personas que van a Marrakech volví enamorada de un gatito que encontré cerca del Riad y al cual terminaron buscando una familia porque yo no podía traerlo a Madrid.

 

La Mamounia

Solo tiene una palabra y es espectacular. No está cerca de la Medina y poco tiene que ver con el estilo de un Riad. Es un super hotel a las afueras de Marrakech digno de conocer la verdad.

La medina de Marrakech

Es el punto en el que hay más variedad cultural, más mercadillos  de todo tipo y más ambiente podemos encontrar. Los precios son bajos, en los puestos de comida no es necesario regatear pero para todo lo demás armate de paciencia!

Jardín de Majorelle

 

Si quieres saber más mira la segunda parte del #TOURGUIDEMarrakech más sobre posibles excursiones y planes..

Mezquita de Kutubia

Tumbas saadies

Entre las actividades se pueden hacer en Marrakech tenemos la posibilidad de tomar un té en Riads, pero no se puede hacer en todos. Nosotros fuimos a ..

BeMarrakech.

Buen hotel, aunque solo fuimos a merendar. Me gustó mucho la arquitectura y la estética del patio de Riad. Pude echar un ojo a las habitaciones y prefería quedarme en el jardín, aunque tampoco era fatal… no es lo que parece en Internet y obviamente vas con las expectativas de lo que has visto online previamente.

 

https://www.instagram.com/iesther28/?hl=es

 

You Might Also Like

No Comments

    Leave a Reply